todofisio.info

 

Síndrome del hombro doloroso

El síndrome del hombro doloroso es un trastorno común que se caracteriza por dolor, rigidez y limitación de movimiento en la articulación del hombro.

Esta condición es una de las principales causas de consultas médicas y puede afectar a personas de cualquier edad. En la mayoría de los casos, el tratamiento temprano y el ejercicio adecuado pueden ayudar a aliviar los síntomas y prevenir complicaciones.

¿Qué causa el síndrome del hombro doloroso?

Existen muchas causas posibles para el síndrome del hombro doloroso, incluyendo lesiones, enfermedades inflamatorias, enfermedades del tejido conectivo y enfermedades óseas.

Las lesiones más comunes que causan el síndrome del hombro doloroso son las lesiones por sobreuso, como las producidas por el levantamiento de objetos pesados, el uso excesivo de la articulación del hombro durante la realización de actividades deportivas, el desgaste natural del hombro con el envejecimiento y los desgarros del tendón.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del hombro doloroso?

Los síntomas más comunes del síndrome del hombro doloroso son dolor, rigidez y limitación de movimiento en la articulación del hombro. El dolor suele ser intenso, sordo y a veces pulsátil, y puede irradiarse hacia la parte superior del brazo y la espalda. En algunos casos, el dolor puede extenderse hasta el cuello.

El rigor, por otro lado, puede hacer que el movimiento de la articulación del hombro sea difícil, provocando una limitación en la flexibilidad y la fuerza

¿Cómo se diagnostica el síndrome del hombro doloroso?

El diagnóstico de síndrome del hombro doloroso comienza con un examen físico y un historial médico. El médico puede realizar pruebas adicionales, como radiografías, ecografías o tomografías computarizadas para determinar la causa exacta del dolor. Si se detecta una lesión, el médico puede recomendar una resonancia magnética para determinar el grado de daño.

¿Cómo se trata el síndrome del hombro doloroso?

La mayoría de los casos de síndrome del hombro doloroso se pueden tratar con terapia física, medicamentos antiinflamatorios y medicamentos para el dolor. El ejercicio es una parte importante del tratamiento, ya que ayuda a fortalecer los músculos alrededor de la articulación del hombro para mejorar la movilidad y reducir el dolor. En casos graves, puede ser necesaria una cirugía para reparar el daño.

¿Cuáles son algunas formas de prevenir el síndrome del hombro doloroso?

Una de las mejores formas de prevenir el síndrome del hombro doloroso es evitar los movimientos repetitivos del hombro, como levantar objetos pesados o hacer deporte con una técnica incorrecta. También es importante hacer ejercicio regularmente para mantener los músculos alrededor de la articulación del hombro fuertes y flexibles. Si se debe levantar un objeto pesado, siempre se debe usar la técnica correcta para evitar lesiones.

Perfil del autor
Perfil Autora Vanesa Fisioterapeuta 02 02
 || Web

Soy Vanesa y actualmente estoy finalizando mis estudios en Fisioterapia. Actualmente comparto todo lo que aprendo día a día para ayudar a que la gente pueda mejorar su salud.

Deja un comentario