todofisio.info

 

Fractura del escafoides

La muñeca está formada por ocho huesos llamados huesos del carpo. Uno de estos huesos es el escafoides o hueso navicular. Este hueso es el más comúnmente fracturado de la muñeca, generalmente causado por una caída sobre la palma de la mano por actividades deportivas o choques de vehículos. El dolor de la fractura del escafoides suele empeorar al agarrar o apretar.

Pronóstico de la enfermedad

Después del tratamiento se consigue una recuperación eficiente, que es la unión del escafoides tras la fractura. En ocasiones no es satisfactorio y puede ocasionar que el paciente evolucione su problema es osteoartritis. Este tipo de fractura ocurre entre pacientes de edad 20 y los 30 años.

¿Se puede prevenir la fractura?

Si la causa principal es la caída , es difícil de prevenir ya que solemos apoyar la mano en hiperextensión ante una caída. Podemos proteger nuestra muñeca utilizando elementos para proteger la muñeca como son las muñequeras. Este tipo de muñequeras tienen refuerzo en el pulgar para proteger el escafoides.

Síntomas

La zona afecta suele estar hipersensible, es el primer síntoma de fractura del escafoides. A partir de este síntomas encontramos los siguientes :

  • Dolor e inflamación en la muñeca y dedo pulgar
  • Rigidez articular
  • Disminución de la fuerza muscular
  • Perdida de sensibilidad

Pruebas complementarias

  • Radiografías : obtener imágenes de los huesos y determinar las fracturas.
  • Resonancia magnética : para ver la fractura con mas certeza.
  • Tomografía computarizada ( TAC) : Muestra la fractura del escafoides y si los huesos están desplazados.

Tratamiento

Las fracturas de escafoides pueden ser desplazadas o no desplazadas. Las fracturas no desplazadas están bien alineadas y pueden tratarse enyesando el brazo, la mano y el pulgar. Las fracturas desplazadas están desalineadas y es posible que haya que operar para estabilizar la fractura con clavos o tornillos. Los tiempos de curación pueden variar, pero la inmovilización suele requerir de seis a diez semanas antes de poder empezar cualquier terapia o ejercicio para la fractura de escafoides.

Perfil del autor
Perfil Autora Vanesa Fisioterapeuta 02 02

Soy Vanesa y actualmente estoy finalizando mis estudios en Fisioterapia. Actualmente comparto todo lo que aprendo día a día para ayudar a que la gente pueda mejorar su salud.

Deja un comentario