todofisio.info

 

Tendinitis del tibial posterior

La tendinitis del tibial posterior es una lesión común entre los atletas y personas activas. Esta lesión se produce por la inflamación del tendón tibial posterior, que conecta los músculos del muslo con la tibia (hueso de la pierna) y el tarso (hueso del pie). Si no se trata adecuadamente, la tendinitis del tibial posterior puede convertirse en una lesión crónica. Afortunadamente, existen tratamientos y estrategias de prevención para evitar que se produzca una lesión por tendinitis del tibial posterior.

¿Qué es la tendinitis del tibial posterior?

La tendinitis del tibial posterior es una lesión común en los atletas y personas activas que se produce por la inflamación del tendón tibial posterior. El tendón tibial posterior conecta los músculos del muslo con la tibia y el tarso. Esta lesión se produce a menudo en personas que realizan actividades deportivas que requieren mucho impacto en la pierna, como la carrera, el fútbol, el baloncesto y el atletismo. También puede desarrollarse en personas que están de pie por mucho tiempo, como los bailarines, los pintores o los carpinteros.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis del tibial posterior?

Los síntomas más comunes de la tendinitis del tibial posterior son dolor y sensibilidad en el tendón tibial posterior, así como en el arco del pie. El dolor puede ser leve al principio, pero puede empeorar con el tiempo, especialmente si no se trata adecuadamente. Otros síntomas comunes incluyen entumecimiento, hinchazón y dificultad para mover el pie y el tobillo.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis del tibial posterior?

Un médico ortopédico suele diagnosticar la tendinitis del tibial posterior mediante un examen físico. El médico puede palpar el área dolorida para determinar si hay inflamación y dolor. También puede realizar una radiografía para descartar otras lesiones, como una fractura. Si el médico sospecha que la lesión es crónica, puede solicitar una ecografía para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se trata la tendinitis del tibial posterior?

El tratamiento de la tendinitis del tibial posterior generalmente incluye el reposo, la terapia física, el uso de medicamentos antiinflamatorios y, en algunos casos, la cirugía. El reposo es esencial para prevenir el deterioro del tendón y el dolor. La terapia física puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos de la pierna y del pie, así como ejercicios de estiramiento para relajar los músculos de la pantorrilla. Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. En casos graves, puede ser necesaria una cirugía para reparar el tendón tibial posterior.

¿Cómo se puede prevenir la tendinitis del tibial posterior?

La mejor manera de prevenir la tendinitis del tibial posterior es prestar atención a la forma en que se realizan los ejercicios. Para prevenir la lesión, los atletas deben evitar realizar ejercicios de forma excesiva o inadecuada. También es importante calentar adecuadamente antes del ejercicio y estirar los músculos y los tendones después del ejercicio. Se recomienda el uso de calzado adecuado y una buena alineación corporal durante el ejercicio para evitar esta lesión.

Perfil del autor
Perfil Autora Vanesa Fisioterapeuta 02 02

Soy Vanesa y actualmente estoy finalizando mis estudios en Fisioterapia. Actualmente comparto todo lo que aprendo día a día para ayudar a que la gente pueda mejorar su salud.

Deja un comentario